656 759 531 - MENSAJERIA EN BICI - CAJITAS PERSONALIZADAS hola@tuhappymail.com

Este post está dedicado a todas esas personas que sufren o han sufrido cáncer o que lo hayan vivido de cerca, por un familiar o amigo, todas esas personas que algún día tuvieron un peor día de la vida.

 

A todos los que necesitáis un halo de esperanza.

A todos vosotros, amigos, os dedico este post:

El relato de mi experiencia:

Hace ya algún tiempo que tuve ese peor día de mi vida, cuando acudí a consulta  para recibir los resultados de la biopsia de mama que me habían hecho hacía unos días.

Estaba nerviosa aunque no lo parecía,en mi interior no dejaba de decirme: “tranquila, no sería nada”.

Al entrar en la consulta la doctora estaba sería, tome asiento y con un tono muy amigable me dijo:”los resultados son malos, pero …

Vamos a curarte

Y después bla, bla, bla,.., no recuerdo nada más de aquel instante.obviamente mi mente ya se había ido de aquella consulta, el cuerpo se me quedo frió y las voces  eran lejanas, supongo que te quedas en shock, pero poco a poco vas tomando consciencia de lo que ocurre y solo tenia dos opciones, llorar y lamentarme o coger el toro por los cuernos y curarme.

Entonces pensé en lo más bello y perfecto que existe en mi vida y que curiosamente aquella misma doctora me había ayudado a traer al mundo, mi hija. Y aquellas palabras se repetían:

Vamos a curarte

Vamos a curarte

La doctora me abrazó y le dije, es verdad, voy a curarme y lo voy a hacer por mi hija, por ella y por mi.

Al día siguiente empecé el tratamiento de químio, recibí mucha información sobre el tipo de cáncer de mama que padecía, era triple negativo,un tipo de cáncer muy agresivo que crece con mucha rapidez. Cuando me palpe el bulto la primera vez era diminuto y cuando empecé el tratamiento había llegado a medir como una manzana y también se habían infectado los ganglios, pero mi actitud seguía siendo la misma.

Me curaría por mi hija y por mi

Yo tenía ventaja frente a mi enemigo, pues, me explico la oncóloga, que ese tipo de cáncer era muy agresivo pero que sin embargo la químio era el mejor ataque para acabar con el. Así que, me marqué un objetivo, tenía seis meses de quimio por delante para que ese bichito que se había alojado en una parte de mi cuerpo, desapareciera.

Durante el proceso de la quimio tuve muchos momentos duros, sensaciones extrañas en mi cuerpo y malestar, pero sabía que todo eso era pasajero, y empecé a vivir mi enfermedad como una experiencia.

A llenar mi tiempo con mensajes positivos y buen rollo

Recuerdo que miraba a esas personas que estaban junto a mi en sala de quimio, y que curiosamente la mayoría lucía una sonrisa, y de repente conectas, eres una mas y te pones a hablar, y empiezas a pasar buenos momentos aún teniendo una vía en tu brazo. Es curioso, pero tu mundo empieza a cambiar . De todo lo que he podido vivir en esa sala me quedo con haber visto verdaderos milagros de la vida, haber conocido gente con una gran fuerza ​interior, y haber recibido comprensión y mucho cariño.

Pasados seis meses recibí mi última sesión de quimio, el bulto había reducido tanto que casi no se palpaba.

Estaba feliz, pues mi meta estaba casi cumplida

En seguida se programó la operación, me extirparían un cuadrante de la mama y todos los ganglios linfáticos. Lo peor sin duda ya había pasado, la operación me preocupaba al principio pero después de todo lo que había luchado, haría lo que fuera necesario para curarme por completo, me puse en manos de los expertos y deje que hicieran su trabajo.

Mi familia me arropó en un día tan importante que curiosamente coincidía con el cumpleaños de mi hermano, una fecha señalada en la que ese bichíto alojado en mi cuerpo se iría para siempre.

Y así fue,unos días más tarde, mientras me recuperaba de la operación, acudí de nuevo a la consulta de la doctora, otra vez para conocer los resultados de la analitica, y otra vez nerviosa, pero esta vez algo era diferente, ella lucía una gran sonrisa y muy orgullosa me dijo que estaba curada, la analítica demostraba que el cáncer había remitido completamente.

Mis células eran sanas

Creo que ese día volví a nacer, el día del cumpleaños de mi querido hermano es una fecha mágica que me ha dado vida.

Seguí con el tratamiento  de radioterapia y antes de darme cuenta todo había acabado.Mi pelito volvió a salir, mi cuerpo volvía a ser mío y mi vida había cambiado para mejor.

Esta fue mi experiencia mientras padecía cáncer de mama. Un duro año que pasó, que quedó atrás y que me ha hecho mejor persona, más fuerte, y sana, mas viva, mas madre, y hermana, mas hija, mas amiga.

Vital


Es mi deseo que encontréis entre líneas esa parte de optimismo, el mensaje positivo, la motivación y ayuda para superar los momentos más duros de la enfermedad.

 

Aprende a dejar que te cuiden, aprende a caer y levantar, a ver en lugar de mirar, a tener esperanza y fe. A confiar en ti.

Para acabar, me gustaría compartir algunos consejillos para ayudar durante la enfermedad y después de ella, practícalos y veras los resultados

 

Cuida tu alimentación, intenta evitar el azúcar, carnes rojas y tomar más fruta y verduras. mantén una dieta equilibrada

Haz deporte, sal a caminar, correr, subir montañas, nadar, andar en bici, bailar, los hábitos saludables te ayudan a ser feliz

Toma kéfir durante la quimio, su efecto probiótico te ayudará a mejorar tu organismo y defensas

El shiitake también es muy buen complemento y totalmente natural

Rodéate de gente con buen rollo y deja en el camino a la gente tóxica. solo necesitas ser positivo para rodearte de gente positiva

Arréglate todos los días y sal a la calle como si fueras la mas bella o bello del mundo

Mantén siempre la sonrisa y siente que todo está bien. la actitud es el mejor aliado para superar la enfermedad

Todo lo que nos sucede en la vida es por un motivo y depende únicamente de ti encontrar el lado positivo para superarlo

 

Nada es para siempre, por eso vive cada momento como si fuera el último

¡Comienza a seguirnos!

comparte con tus amigos