656 759 531 - MENSAJERIA EN BICI - CAJITAS PERSONALIZADAS hola@tuhappymail.com

Nuestra  constante búsqueda de la felicidad es el motivo por el cual no vamos a dejar que nuestros miedos nos impidan alcanzar la meta.

 

¿Qué es el miedo?

Es una sensación de angustia provocada por la presencia de un peligro real o imaginario, un sentimiento de desconfianza que impulsa a creer que ocurrirá un hecho contrario a lo que se desea.

¿Cómo superarlo?

La belleza del ser humano reside en la capacidad de adquirir fortalezas para superar las debilidades, en este caso el miedo.

 

El miedo es una debilidad humana y por tanto todos lo hemos sentido alguna vez,  y no hay que sentirse mal o inferior por tener miedo, pero eso si, cuanto antes sepamos cuales son, antes podremos afrontarlos y viviremos más tranquilos y en paz, en definitiva, felices.

A través del relato de una persona que ha sufrido una enfermedad grave nos damos cuenta que todos los seres humanos estamos conectados, que formamos parte de algo único y que todos, tenemos debilidades comunes. La capacidad de superación y utilizar sus propios recursos o ayuda externa para afrontar el miedo.

El relato:

Estoy en esos días de revisiones, consultas y resultados, y aunque hago todo lo posible por no pensarlo, a veces, no lo puedo evitar y me preocupo.

Me considero una chica normal que tiene la buena costumbre de querer vivir y ser feliz, solo que algunos días al año encuentro «fantasmas» a mi alrededor. Los llamo fantasmas solamente porque estoy convencida que no son reales y que algún día tal y como llegaron se irán.

Esos fantasmas de los que os hablo son mis miedos: tengo miedo a sufrir una recaída, que en una de esas revisiones me digan que algo no va bien, tengo miedo a comenzar otro tratamiento y que esta vez no funcione, miedo que mi hija de cinco años tenga que verme otra vez enferma y que tenga que crecer sin mi, miedo que cuando ella sea mayor pase por lo mismo.

A veces pienso que no soy la única persona que tiene mis mismos miedos y claro, esto debe ser cierto porque no soy la única persona que ha estado enferma, la realidad es que no somos tan diferentes, todos sufrimos, caemos y nos levantamos, todos lloramos, pensamos y sonreímos, todos nos enfadamos, meditamos y amamos.

Algo que me estimula es cuando miras a tu alrededor y te das cuenta que siempre hay alguien con algún problema mayor al tuyo que lucha, que no se rinde y esa capacidad de superación es la que despierta en mi una motivación, un decirme a mi misma, vamos  que tu puedes con todo!

Y lo que hago es vivir al máximo, disfruto todo lo que puedo, adquiero buenos hábitos de lectura, practico deporte, todo el que puedo y hago planes a corto plazo para divertirme con mis amigos, y escucho a mi corazón y me dejo llevar por sus impulsos porque 

 

 

«El corazón no exige, ni sopesa, ni critica, el corazón no esta acostumbrado a juzgar, sino a comprender»

 

 

 

 

 

«Las personas que logran convertir sus debilidades en sus fortalezas son extraordinarias»

 

 

 

¡Comienza a seguirnos!

comparte con tus amigos